6 consejos para afrontar el embarazo en agosto

Para tener el mejor embarazo en agosto, Intimina, empresa que ofrece la primera y única línea dedicada al cuidado de aspectos de la salud íntima femenina, ha recopilado una lista de consejos para lidiar con las altas temperaturas.

Para conservar toda la energía y vitalidad en la temporada de verano, es recomendable seguir estas recomendaciones:

  1. Dieta equilibrada y energizante. Lo más importante en esta etapa es cubrir todas las necesidades del bebé y de la madre con una dieta saludable. Sin embargo, es preferible no comas en exceso para evitar una digestión pesada. Por este motivo, le recomendamos que evite los alimentos grasos, picantes o ligeramente condimentados. Por otro lado, consumir productos que contengan hierro, para prevenir la anemia, o ácido fólico, clave para el desarrollo del cerebro y la médula espinal del bebé, es fundamental para un embarazo saludable. Este último se encuentra de forma natural en las espinacas, las lentejas, los espárragos o las fresas. Los suplementos vitamínicos, siempre recetados por un médico, pueden ser de gran ayuda para prevenir el agotamiento en verano.
  2. Hidratación. Beber agua y otros líquidos con frecuencia, como jugos de frutas, es esencial para mantener el cuerpo hidratado en épocas de altas temperaturas, además de ayudar a sobrellevar el calor, eliminar las toxinas y evitar la retención de agua. Además, la fruta es una muy buena opción por su alto contenido en agua.

3. Descansar . El calor baja mucho tu presión arterial, por lo que es muy probable que experimentes un gran agotamiento físico. Dormir según sea necesario, al menos 8 horas diarias, es recomendable para afrontar el día siguiente con energía. Si tiene problemas para conciliar el sueño, haga ejercicio (no demasiado esfuerzo) para cansarse por la noche.

  1. Mantente en forma y ten estilo de vida saludabledurante el embarazo es importante tanto para usted como para el bebé. Los beneficios de practicar deportes son numerosos. Además de aumentar la energía, la vitalidad y el estado de ánimo, ciertos ejercicios pueden ayudar a aliviar múltiples síntomas asociados con el embarazo, desde el dolor de espalda hasta el estrés.

Por ejemplo, nadar o hacer aeróbic acuático son buenas opciones, mientras se refresca. Con el agua que sostiene su cuerpo, no dañará sus articulaciones como en actividades de alto impacto como correr. Además, tonificarás los músculos y mejorarás la circulación. Por otro lado, la práctica del yoga puede tener un efecto relajante, especialmente en lo que respecta a la respiración, la relajación y la armonía con el cuerpo, todos factores importantes en el camino hacia el parto.

Finalmente, aunque no es un esfuerzo para liberar endorfinas, realizar los ejercicios de Kegel es un hábito que se debe aprender antes y durante el embarazo. Esta rutina se utiliza para fortalecer los músculos del suelo pélvico que sostienen el útero, la uretra, los intestinos y el ano. Estos órganos pueden dañarse durante el embarazo y el parto y provocar incontinencia. Al mejorar la circulación, también ayudan a prevenir las hemorroides, ya que las mujeres tienen más control sobre sus músculos durante el trabajo de parto. Aproximadamente seis meses después del parto, puede seguir practicando esta rutina con los deportistas.

  1. Llevar ropa ligera. Usar ropa cómoda y fresca te ayudará a sobrellevar el sofocante calor de agosto. Las telas como el algodón, la seda y el lino en colores claros son las más recomendables, siempre que no sean demasiado apretadas. La ropa muy ajustada puede provocar sudoración excesiva y posibles infecciones en los pliegues cutáneos.
  2. Cuida la piel. Además de la ropa fresca para evitar la sudoración, es importante proteger la piel de los rayos UV con un factor de protección solar alto. Además, la hidratación es esencial para una piel suave y saludable.

Deja un comentario