Agricultores de cerámica en Media Luna

Agricultores de cerámica en Media Luna : una ola humana llegó a Cuba hacia el año 1500, por el arco de las Antillas, en el norte de Venezuela, desde la cuenca del Orinoco. Se distinguen de los grupos precedentes por un mayor desarrollo de las fuerzas productivas, un mayor nivel de su complejo técnico. Agricultores experimentados, dominaron la alfarería y procesaron la yuca de una manera muy particular para obtener tortas de casabe, el pan indio. Se ubican en las zonas más disímiles: Holguín, Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Camagüey, Ciego de Ávila, las provincias centrales e incluso al norte de Matanzas y La Habana.

Resumen

[ hide ]

  • 1 Yacimientos habitados en Media Luna
  • 2 Características físicas
  • 3 cerámica
  • 4 Agricultura
  • 5 Caza, pesca y cría
  • 6 ritos religiosos
  • 7 Toponimia
  • 8 fuentes

Yacimientos habitados en Media Luna

En la localidad se detectaron dos sitios pertenecientes a los primeros agro-alfareros:

  • El primero de ellos se encuentra en una dehesa conocida como Bagazal y que la voz popular ha denominado “Los Indios”, entre las cuencas de los ríos Tana y Caney: se ha arado la tierra y el material arqueológico aparece alterado y muy disperso. En la superficie aparecen una gran cantidad de caracoles, fragmentos de arcilla muy toscamente elaborada, entre los que se recogen piezas de jarrones, aros, asas y restos de burenos. En la piedra se encontraron dos fosas en forma de campana, una de ellas es una obra de arte de más de 30 cm de largo, pulida, perfectamente simétrica y con un anillo de piedra tallada cerca de su parte superior. Se han recogido hachas petaloides pulidas que probablemente pertenezcan a este yacimiento.
  • El otro sitio está ubicado en el lugar conocido como Palenque de Gorito, a orillas del río Macaca: fue descubierto por el Dr. Manuel Sánchez Silveira en la primera mitad del siglo XX, la lixiviación de agua y la acción humana destruyeron Obviamente, descubrieron un cementerio al aire libre donde desenterraron restos humanos con vasijas de barro colocadas como cascos sobre los cráneos de los cadáveres.

Características físicas

Los aborígenes que habitaban Media Luna eran de baja estatura, 1,58 m para los machos y 1,48 m para las hembras en promedio.

cerámica

  • Estos aborígenes hacían pilares, martillos, hachas pulidas, cinceles, ídolos y colgantes de piedra, guayos de madera y piedra, artefactos de conchas y textiles.
  • Construyeron caneyes y bohíos, pueblos con plazas. Para hacer sus cerámicas, utilizaron el método del acordeón, las decoraron con incisiones o aplicaciones antes de cocer la pieza. Modelaron platos, ollas, naviculares, cuencos.
  • Una pieza característica es la buren, eran placas gruesas y circulares de barro cocido sobre las que se extendía la masa obtenida de la yuca para cocinar la yuca. Esta tradición es para agro-alfareros. El burén los identifica.

Agricultura

La agricultura los independizó del nomadismo crónico que padecían las etnias menos desarrolladas. Incluso lo practicaron en suelos kársticos con poca cobertura vegetal. Practicaban el cultivo en campos y en montones (especie de camas con tierra vegetal). Así cultivaron yuca amarga, batata, maíz, frijoles de todo tipo, pimientos, tabaco y cultivaron algodón; también plantaron árboles frutales.

Caza, pesca y cría

Cazaban, pescaban y recolectaban usando habilidades increíblemente efectivas. Se asentaron cerca de las desembocaduras de los ríos y a lo largo de sus canales, cerca de las costas o tierra adentro. Utilizaban canoas (cayucos), anzuelos hechos con conchas y espinas de pescado, venenos vegetales, cercas en las costas y ríos y que funcionaban como piscifactorías, quelonios. Cazaban, empuñaban el arpón, cazaban las hutías con la ayuda de perros entrenados (perros mudos), domesticaban las aves y mantenían las hutías en cautiverio.

Ritos religiosos

Sus ritos y costumbres funerarias presentaban interesantes peculiaridades. Enterraron a sus muertos en sus propias casas; ya sea en cuevas o en áreas despejadas. Por lo tanto, con frecuencia utilizaron reveses y cuevas para sus ritos funerarios. Estos ritos, como es generalmente el caso en toda la comunidad primitiva, e incluso mucho más tarde, se vincularon con la adoración de los antepasados ​​y las creencias totémicas después del conocido proceso de deificación. También está presente el animismo, que se deduce de la presencia de ofrendas funerarias en sus tumbas; a veces enterraban a sus muertos más de una vez (entierros secundarios), todo asociado a un complejo rito mortuorio. En ocasiones se aprecia una orientación de los cuerpos con el cráneo hacia el este. Entre las ofrendas hay adornos,

Poner nombres

Sus huellas han quedado en nuestra toponimia, así lo atestiguan los nombres de los ríos, arroyos y poblados de Media Luna: Tana, Cajobabo, Yaragabo, Macaca, Vicana, Guarajabo, Sibama, Caney y los Guayos.

Deja un comentario