El agua es uno de los elementos más importantes para la vida de todos los seres vivos. Responsable de gran parte del cuerpo humano, el fluido es sumamente importante para el correcto funcionamiento de órganos y sistemas. ¡Por tanto, es importante prestar atención a su consumo! Las sales minerales son otro compuesto muy importante. Pour le bon développement de l’organisme et le fonctionnement du métabolisme, les sels minéraux sont également responsables de la formation de structures telles que les os et les dents, en plus d’agir sur la coagulation, la respiration cellulaire et la conduction de l ‘influjo nervioso.

El punto clave de esta discusión es que el cuerpo humano no es capaz de producir sales minerales por sí solo. Por tanto, es necesario aportar, a través de alimentos y complementos, las cantidades necesarias para el cuerpo humano.

Pero, ¿sabías que el agua que bebemos puede ser de gran ayuda para proporcionar los nutrientes que nuestro cuerpo necesita? En este caso, las alternativas son las aguas minerales, que provienen de fuentes que naturalmente agregan sales al agua, y las que se agregan a través de depuradoras y otros sistemas.

¡Cuando consumes agua mineral, le estás dando a tu cuerpo la unión que necesita! ¿Qué sabes de las sales minerales? ¿Para qué son? ¡Para verificar!

La importancia de las sales minerales

Como ya hemos dicho, las sales minerales son importantes para asegurar el funcionamiento pleno y equilibrado del cuerpo humano. Sin embargo, así como hay varios sistemas en nuestro cuerpo, también hay una serie de sales minerales. Cada uno sirve para un tipo de entrevista y es importante que sepa cuáles son los detalles de cada uno.

Calcio

Es importante en la formación de dientes y huesos y también actúa sobre la actividad celular, siendo responsable de la permeabilidad de la membrana. Además de actuar sobre la coagulación sanguínea, juega un papel importante en la contracción muscular y la formación de tejidos.

El hierro

Es posible que su madre le haya dicho lo importante que es una dieta rica en hierro. De hecho, en la sangre, este elemento se encarga de conformar la célula encargada de transportar los gases en nuestro organismo.

Flúor

El flúor es particularmente famoso cuando se trata de dientes. Si el calcio es el responsable de la formación de nuestros dientes, la función del flúor es mantener en orden los esmaltes que protegen a cada uno de ellos. ¡Los niveles adecuados de flúor ayudan a prevenir la caries dental!

Fósforo

También importante para la formación de huesos y dientes, el fósforo actúa en las actividades de las enzimas y también es importante en la construcción de las membranas celulares.

Magnesio

El magnesio es muy importante en la síntesis de vitamina D, que, a su vez, es un gran aliado del calcio en la composición de los huesos de nuestro organismo. También es importante en actividades enzimáticas.

Potasio

Las células nerviosas son el lugar de nacimiento de este elemento. Además de regular la cantidad de agua en nuestro organismo, su función también es la de controlar la presión arterial.

Sodio

El sodio está asociado con el potasio en el sistema muscular y juega un papel en la absorción de elementos como la glucosa y el agua.

El peligro del exceso

Ahora que sabe que las sales minerales son muy importantes para el cuerpo humano, es hora de hablar sobre lo peligroso que es su exceso.

El hierro

Si se consume en exceso, puede causar molestias gastrointestinales.

Calcio

Teniendo en cuenta que el calcio es responsable de la formación de estructuras como huesos y dientes, y los riñones son los encargados de filtrar la sangre, no es difícil concluir que se pierde el exceso de calcio. ¡El resultado no es más que el famoso cálculo renal! La insuficiencia renal también puede ser uno de los problemas.

Fósforo

El calcio es uno de los elementos responsables de la absorción del calcio. Por tanto, su exceso conduce a un aumento de la porosidad ósea.

Magnesio

Si bien la falta de este nutriente puede provocar debilidad e hipertensión, su exceso puede provocar diarrea.

Sodio

El cloro es particularmente peligroso si se consume en exceso. No en vano, los depuradores han recibido tecnologías capaces de filtrar y eliminar el exceso de agua. Cuando se consume demasiado, el cloro puede causar presión arterial alta, ataque cardíaco y pérdida de calcio.

Potasio

El potasio, cuando es necesario, reduce la actividad de músculos como el miocardio, del corazón. Por tanto, su exceso puede provocar arritmias cardíacas, que incluso pueden provocar la muerte.

Ahora que sabe más sobre la relación entre el agua y los minerales, ¡es hora de prestar más atención al agua que usted y su familia consumen! ¿Ya conoces las purificadoras latinas? Estos son equipos de última generación, con la adición de sales minerales al agua. ¡Todo equilibrado y en las cantidades que tu cuerpo necesita!

Por F. Tips

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *