Anomalía de Ebstein – Notas leídas

Anomalía de Ebstein. La anomalía de Ebstein (también llamada “malformación de Ebstein”) es un defecto que afecta principalmente a la válvula tricúspide. Esta válvula separa la cámara inferior derecha del corazón (ventrículo derecho) de la cámara superior derecha (aurícula derecha). Es una enfermedad congénita, lo que significa que está presente desde el nacimiento.

Resumen

[ hide ]

  • 1 Causas, incidencia y factores de riesgo
  • 2 síntomas
  • 3 Signos y pruebas
  • 4 tratamiento
  • 5 Previsión
  • 6 complicaciones
  • 7 Prevención
  • 8 Fuente

Causas, incidencia y factores de riesgo

La válvula tricúspide normalmente se compone de tres partes, llamadas valvas o colgajos. Las valvas se abren para permitir que la sangre fluya desde la aurícula derecha (cámara superior) al ventrículo derecho (cámara inferior) a medida que el corazón se relaja. Se cierran para evitar que la sangre pase del ventrículo derecho a la aurícula derecha mientras el corazón está bombeando.

En las personas con anomalía de Ebstein, las valvas están inusualmente profundas en el ventrículo derecho y, a menudo, son más grandes de lo normal. El defecto generalmente hace que la válvula funcione mal y la sangre puede fluir de regreso por el camino equivocado a la aurícula derecha. Retener el flujo sanguíneo puede hacer que el corazón se inflame y se acumule líquido en los pulmones o el hígado. A veces, la sangre no puede fluir del corazón a los pulmones y la persona puede adquirir una apariencia azul. En la mayoría de los casos, los pacientes también tienen un orificio en la pared que separa las dos cámaras superiores del corazón, y la circulación a través de este orificio puede hacer que la sangre desoxigenada fluya hacia el cuerpo.

Además, puede haber un estrechamiento de la válvula que conduce a los pulmones (válvula pulmonar). La anomalía de Ebstein ocurre cuando un bebé se desarrolla en el útero. Se desconoce la causa exacta, aunque el uso de ciertos medicamentos (como el litio o las benzodiazepinas) durante el embarazo puede influir. La afección es poco común y más común en los blancos.

Síntomas

Los síntomas varían de leves a muy graves. Los síntomas a menudo se desarrollan inmediatamente después del nacimiento e incluyen labios y uñas azulados debido a los bajos niveles de oxígeno en la sangre. En casos graves, el bebé parece muy enfermo y tiene dificultad para respirar.

Los síntomas en niños mayores pueden incluir:

  • Insuficiencia para crecer.
  • Respiración rápida.
  • Dificultad para respirar.
  • Latido cardíaco muy rápido.

Signos y pruebas

Los recién nacidos que tienen una fuga grande a través de la válvula tricúspide tendrán niveles muy bajos de oxígeno en la sangre y una inflamación considerable del corazón. El médico puede escuchar ruidos cardíacos anormales, como un soplo, al auscultar el tórax con un [stethoscope]]. Las pruebas que pueden ayudar a diagnosticar esta afección incluyen:

  • Radiografía pulmonar.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM) del corazón.
  • Medida de la actividad eléctrica del corazón (ECG).
  • Ecografía del corazón (ecocardiografía).

Procesando

El tratamiento depende de la gravedad del defecto y de los síntomas específicos. La atención médica puede incluir:

  • Medicamentos para ayudar con la insuficiencia cardíaca.
  • Oxígeno y otras ayudas respiratorias.
  • Es posible que se necesite cirugía para corregir la válvula en niños que continúan empeorando o tienen complicaciones más graves.

Pronóstico

En general, cuanto antes aparecen los síntomas, más grave es la enfermedad. Algunos pacientes pueden no tener síntomas o pueden tener síntomas muy leves. Otros pueden empeorar con el tiempo: tienen una decoloración azulada (cianosis), insuficiencia cardíaca, bloqueo auriculoventricular o ritmos cardíacos peligrosos.

Complicaciones

Las fugas graves pueden provocar inflamación del corazón y el hígado, así como insuficiencia cardíaca congestiva.

Otras complicaciones pueden incluir:

  • Ritmos cardíacos anormales (arritmias), incluidos ritmos anormalmente rápidos (taquiarritmias) y ritmos anormalmente lentos (bradiarritmias y bloqueo auriculoventricular).
  • Coágulos de sangre del corazón a otras partes del cuerpo.
  • Absceso cerebral

La prevención

No existe una forma conocida de prevención que no sea hablar con su médico antes del embarazo si está tomando algún medicamento que se cree que está relacionado con el desarrollo de esta enfermedad. Puede prevenir algunas de las complicaciones de la enfermedad. Por ejemplo, tomar antibióticos antes de una cirugía dental puede ayudar a prevenir la endocarditis.

Deja un comentario