Cómo almacenar fresas frescas; Trucos y astucias

Cómo almacenar fresas frescas para que duren más de 24 horas en el frigorífico: Las fresas son una fruta deliciosa, que lamentablemente solo encontramos unos pocos meses al año. Ya sea que quieras disfrutarlas solas o con crema, o utilizarlas para preparar deliciosos postres, es bueno almacenar las fresas, para preservar su sabor y calidad. Si además quieres reservarlos para el invierno, siempre puedes congelarlos y sacarlos del congelador si es necesario.

Cómo almacenar fresas frescas;  Trucos y astucias

Para guardar las fresas en el refrigerador, elija un recipiente de plástico grande y limpio o, mejor aún, de vidrio. Es importante dejar un recipiente abierto para que las fresas se puedan ventilar. Alternativamente, también puede guardarlos en un colador.Forre el recipiente con papel absorbente para eliminar el exceso de humedad y manténgalos en el lugar más seco posible.

Cómo almacenar fresas frescas;  Trucos y astucias

Limpia las fresas quitando los tallos y las partes dañadas. Colóquelos boca abajo, la parte superior descansando sobre el fondo del recipiente. Colócalos lo más lejos posible el uno del otro, para que no se toquen: se mantendrán más tiempo.

Si planeas conservarlas durante varios días, deja que las fresas hagan un pequeño paso en el vinagre, remojándolas unos segundos antes de escurrirlas y secarlas bien.

Cambiar el contenedor

Cómo almacenar fresas frescas;  Trucos y astucias

Las fresas se venden en bandejas de plástico que no permiten que la fruta absorba demasiado aire, por lo que lo primero que hay que hacer es reponer el recipiente. Esto también te permite comprobar que dentro del envase no hay frutas que ya estén mohosas o magulladas por el peso de otras fresas. Elija un recipiente de plástico o vidrio que no tenga tapa y cúbralo con toallas de papel. Finalmente, asegúrese de que sea lo suficientemente grande para permitir que el aire pase de una fruta a otra.

No lave las fresas

Cómo almacenar fresas frescas;  Trucos y astucias

Esta es una regla que se aplica a todas las frutas, pero para las fresas es obligatoria: nunca las laves si no las comes de inmediato. La humedad promueve el crecimiento de bacterias y en unas horas podrías encontrar frutas cubiertas de moho o completamente podridas. Asimismo, si quieres conservar las fresas unos días más, no quites el tallo con las hojas. Si es necesario, absorba el exceso de humedad con toallas de papel para mantener la fruta completamente seca. Las fresas deben lavarse y limpiarse antes del almacenamiento solo si tiene la intención de congelarlas.

Cómo almacenar fresas frescas; 10 consejos

Separe las fresas magulladas de las fresas saludables

Otro pequeño truco para hacer que las fresas duren más es separar la fruta magullada de la fruta intacta. En cada paquete todavía hay fresas intactas y algunas todavía buenas, pero con algunos pequeños bultos, dejándolas cerca una de la otra y se corre el riesgo de comprometer toda la tabla. Mantenga las frutas ligeramente marcadas a un lado y cómelas antes que las demás. Compruebe la “salud” de sus fresas al menos una vez al día, para eliminar de inmediato cualquier fruta podrida.

Guarde las fresas en el refrigerador.

Parecerá obvio repetirlo pero para conservar más tiempo las fresas es imprescindible colocarlas en el frigorífico, en un recipiente forrado con papel absorbente y sin tapa. Si sigue todas las instrucciones que le he dado hasta ahora, puede durar sus fresas hasta una semana y disfrutar de sus recetas favoritas.

Deja un comentario