CONSEJOS PARA LA LIMPIEZA DEL CUERO – Lea las notas

la cuero es uno de los materiales que más dolor de cabeza da a la hora de limpiar. ¿Es mejor utilizar un limpiador de cuero especial o cosas caseras ? Cualquiera que sea su opinión al respecto, es bueno recordar que hay una respuesta para todos. Por un lado, el mercado ofrece una amplia selección de productos especializados en tintes para cuero. Pero si prefieres una opción más natural, aquí tienes una serie de consejos que harán que el cuero de tu chaqueta, zapato o silla parecen chorros de oro.

Crema, no solo hidrata tu piel

¿Sabías que con una simple crema de manos puedes hacer cualquier mancha en la piel? cuero ¿desaparecer? Para ello, coloque una pequeña cantidad de crema sobre una toalla y extienda el producto sobre la zona a limpiar. Luego retire el exceso limpiándolo nuevamente con una toalla limpia y seca. Verá que la crema ha eliminado la suciedad y el cuero ha recuperado su brillo.

Amantes de la cerveza, la cerveza no solo se bebe

La cerveza, además de saciar la sed, también es un remedio perfecto para limpiar este tipo de material.

Para ello, sumerja el paño de su elección en cerveza y frote las manchas hasta que desaparezcan. De esta forma, los terminarás de manera fácil, económica y en el mejor de los casos, sin dañar la piel del sofá, zapatos, ropa o complementos.

Jabón neutro, dentro y fuera de la ducha

También jabón puede ayudarlo a limpiar sus artículos de cuero . Y como en los casos anteriores, este también es un procedimiento muy sencillo. Esta vez, vierte el agua destilada y el jabón neutro en un recipiente limpio. Sumerja un paño suave en el compuesto y frote las áreas donde hay manchas. Cuando vea que estos se han ido, use otro paño limpio para secar el área húmeda. ¡Y listo!

Sin embargo, antes de recurrir a este tipo de consejos, lo mejor es tener en cuenta una serie de consideraciones sobre cómo tratar tus accesorios de piel para que el material esté en perfecto estado durante más tiempo.

¿Cuáles son los enemigos del cuero?

Los enemigos del cuero son el mal tiempo. En este sentido, lo mejor es no exponerlo a la luz solar directa ni a una fuente de calor. Esto no significa que no esté usando cuero chaqueta o zapatos en días soleados, pero si se mojan en un día lluvioso, no los exponga al sol para secarlos. Déjelos en un lugar a temperatura ambiente, lejos de una fuente de calor directa. Y en el caso de un sofá o un sillón, no los coloques cerca del radiador o la estufa.

El polvo tampoco es un gran amigo del cuero porque puede agrietarlo. Para ello, mantenga la ropa en el armario cubierta con una funda y, al igual que con los muebles y la tapicería, limpie con frecuencia el polvo con una gamuza.

Y si necesitas más consejos sobre cómo limpiar la tapicería de tu casa , dependiendo del material del que estén hechos, aprende paso a paso, por ejemplo, cómo limpiar tu sofá.

Deja un comentario