División de poderes – Notas leídas

La división de poderes es una forma de estructura organizativa del Estados basado en la distribución de los poderes de decisión y supervisión en tres áreas: legislativa, ejecutiva y judicial.

Aunque el concepto de reparto del poder tiene antecedentes históricos ligados al surgimiento de las democracias, es la teoría del reparto del poder de Montesquieu la que lo resume y define en el siglo XVIII.

Generalmente, esta división se sitúa como una medida o una herramienta para defender las libertades en diferentes naciones. Esto sucede porque la acumulación de poder o habilidad bajo los mismos sujetos se asocia con modelos de estado más totalitarios como dictaduras .

Fenómenos históricos como el Revolución industrial y el desarrollo de una nueva ciudadanía con el papel predominante de burguesía en el poder con la caída del antiguo régimen. Por tanto, su significado está estrechamente vinculado al concepto de democracia.

Objetivo principal de la división de poderes

Gracias a la distribución de responsabilidades gubernamentales, se hace posible el control mutuo entre los líderes correspondientes. Es decir, si un sistema sociopolítico falla en uno de sus aspectos o áreas, las otras “piernas” deben tener la fuerza o el respaldo legal para remediar su mala conducta.

Por ejemplo, el poder judicial debe ser responsable de detectar y reprimir los casos de corrupción gubernamental, o en otras palabras, los poderes legislativo y ejecutivo.

De esta forma la división del poder en una sociedad debe establecer una relación de contrapeso en las élites sociopolíticas de ésta como medida de defensa del ciudadano. Así es posible evitar circunstancias de deterioro del sistema o controlar y sancionar el caso.

Establecimientos creados por reparto de poderes

La estructura organizativa de un territorio marcado por una separación o una división firme de poderes está disponible en los siguientes niveles:

  • Poder Legislativo, formado por los órganos encargados de crear y adecuar las distintas leyes presentes en el sistema.
  • Poder ejecutivo, sistema administrativo y gubernamental encargado de la gestión del estado y diversas obras públicas.
  • Poder Judicial, que incluye el Poder Judicial y otros Tribunales cuyo propósito principal es la protección jurídica de los ciudadanos y el respeto a las leyes que rigen su vida diaria.

Deja un comentario