El ácido benzoico es un conservante derivado del benceno, un hidrocarburo aromático que a temperatura ambiente se presenta en forma de líquido incoloro que se evapora muy rápidamente en el aire.
El ácido benzoico, en la naturaleza, se encuentra en forma libre o combinada; se puede obtener de fuentes naturales, de hecho por ejemplo está presente en benjuí (ver foto), en bálsamos de Perú y Tolù, en otros bálsamos, en ciruelas, en yogur, pero en la práctica se produce por síntesis química a partir de anhídrido ftálico .
En el mercado, casi todo el ácido benzoico se convierte en fenol y caprolactama, compuestos utilizados en la industria del plástico.
El ácido benzoico y sus sales se utilizan como conservantes de alimentos para combatir la acción de levaduras y bacterias en alimentos con pH ácido; se utilizan típicamente en bebidas carbonatadas con sabor, bebidas alcohólicas, pescado enlatado, mermeladas, la mayoría de las frutas, especialmente arándanos, champiñones, canela, clavo y algunos productos lácteos.
A las concentraciones utilizadas, no parece haber efectos secundarios sobre la salud; sin embargo, en individuos susceptibles, el ácido benzoico y los benzoatos pueden desencadenar reacciones alérgicas.
Su uso en diversos productos es limitado, ya que si están presentes en altas concentraciones producen un sabor amargo.

Las sales de ácido benzoico son:

  • E211 SODIOBENZOATO → este conservante procede de E210. Gracias a su alta solubilidad, 200 veces mayor que la del ácido benzoico, es uno de los principales agentes antimicrobianos utilizados en alimentos y bebidas; sin embargo resulta nocivo, por lo que su concentración en los productos debe ser como máximo del 0,1%. Estudios recientes han demostrado que puede causar efectos negativos en el hígado y el cerebro; también puede causar erupciones cutáneas, asma y shock anafiláctico. No se recomienda el consumo frecuente de alimentos que contengan este conservante.
  • E212 POTASIOBENZOATO → este conservante procede de E210. Su función es bloquear el crecimiento de mohos, ciertas bacterias y la fermentación de productos. Su máxima eficacia se encuentra en productos con un pH bajo, es decir inferior a 4,5, por lo que está presente en alimentos y bebidas ácidos como zumos de frutas, refrescos y encurtidos.

El benzoato de potasio, junto con el ácido ascórbico (vitamina C), puede formar benceno, un compuesto cancerígeno conocido.

DOSIS ADI (para ácido benzoico y sus sales): 5 mg por kg de peso corporal.

E200 E201 E202 E203 E210 E211 E212 E213
E214-E2119 E220 E221 E222 E223 E224 E225 E226
E227 E228 E230 231 E232 E233 E234 E235
E236 E237 E238 E239 E240 E242 E249 E250
E251 E252 E260 E261 E262 E263 E270 E280
E284 E285 E290 E296 E297

Por F. Tips

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *