Esto es lo que debe hacer si le salen manchas en la cara debido al sol

En verano se observan con frecuencia manchas en la zona facial al sol y lo primero que se debe hacer es un diagnóstico dermatológico porque su origen puede deberse a distintas circunstancias. De acuerdo a Dr. de la Cueva , jefe del servicio de dermatología del hospital Universitario Infanta Leonor, muchas manchas aparecen o se vuelven más pronunciadas con la exposición al sol, como pecas o ephelides, lentigos o melasmas.

Explica que los lentigos son manchas marrones bien definidas que Aparecen después de la acumulación de radiación solar. a lo largo de la vida, son por tanto un signo de fotoenvejecimiento, como la aparición de arrugas. Ellos aparecen en mujeres como en hombres, en las áreas más expuestas y aumenta en tamaño y número a medida que la persona envejece.

Agrega que el melasma aparece mayoritariamente en mujeres jóvenes y de mediana edad, durante los meses de verano y es más común en mujeres embarazadas (también se le ha llamado máscara de embarazo) o en mujeres que usan anticonceptivos. Aunque es más raro, puede afectar a los hombres. Las manchas aparecen en las mejillas, la frente o el labio superior y suelen acentuarse durante los meses de verano con la exposición al sol.

Si salen, ¿es recomendable dejar de broncearse?

Está claro que la exposición al sol es una de las causas fundamentales de la aparición de manchas y no recomendamos la exposición intensa. Actualmente, existen protectores solares con un factor de protección solar alto (50+) que son adecuados para personas con manchas oscuras.

que hay para hacer?

En primer lugar, cuidar nuestra piel y mantenerla en las mejores condiciones de hidratación y limpieza. También debería utilizarse un factor de protección de amplio espectro.

¿Desaparecen con el tiempo?

Dependiendo de la naturaleza de las manchas faciales, la evolución de estas será diferente. En el melasma, lo normal es que con un buen cuidado de la piel y el paso del tiempo se alivie el problema, aunque son muchos los pacientes que lo experimentan de forma recurrente durante todos los periodos estivales.

Los lentigos, o manchas solares relacionadas con la edad, no desaparecen con el tiempo y suelen aumentar de tamaño y número, tanto en la zona facial como en general en el dorso de las manos. No se acentúan especialmente en verano.

¿Es posible prevenirlos?

Lo que está en nuestras manos son los consejos para proteger y cuidar la piel, pero aunque a menudo aparecerán las manchas y lo que tenemos que hacer son varios tratamientos: como el uso de cremas despigmentantes, peelings o de técnicas láser quitan las manchas.

¿Solo salen al frente?

El rostro es una zona muy expuesta al sol y con una particular predilección por la aparición de manchas, pero no es la única. Los lentigos son muy comunes en los hombros de personas con una especial sensibilidad al sol y que han sufrido quemaduras solares. También es muy común que las manchas aparezcan en las extremidades superiores, en las zonas expuestas y especialmente en las manos.

¿Tenerlos implica un mayor riesgo de cáncer de piel?

La gran mayoría de las manchas parecidas al lentigo no presentan riesgo de cáncer, pero son un indicador de que la persona ha tenido una exposición prolongada al sol o tiene una piel particularmente sensible, lo que aumenta el riesgo de cáncer de piel.

Un aspecto que debo señalar es que existen otro tipo de lesiones pigmentadas que son lunares o nevos, las cuales deben diferenciarse de las manchas descritas anteriormente, y diagnosticarse correctamente. Los lunares son benignos, pero debes tener en cuenta que debes vigilarlos para asegurarte de que no se trata de un melanoma. El melanoma es un tumor maligno de la piel. Lo que la caracteriza es su irregularidad, tanto en su forma como en su color… Su detección precoz es fundamental para evitar consecuencias graves.

Deja un comentario