Miotomía de Heller – Notas leídas

Acalasia esofágica. Es una patología de baja frecuencia que afecta la motilidad esofágica por denervación mientérica del esófago y también, en una gran proporción de casos, del estómago. Sus causas aún son poco conocidas y su diagnóstico aún es tardío, mostrando un rezago de al menos 5 años desde el inicio de los síntomas, a menudo confundidos con enfermedades como la enfermedad por reflujo gastroesofágico, entre otras. Por ello, requiere un alto índice de sospecha y un estudio completo, siendo la manometría esofágica el estándar de oro.

Etiología

La acalasia fue el primer trastorno de la motilidad esofágica en ser reconocido clínicamente y puede definirse como una enfermedad de etiología desconocida, caracterizada por la ausencia de peristalsis del cuerpo esofágico y la incapacidad del esfínter esofágico inferior (SIO) para relajarse en respuesta a la deglución ( el término acalasia expresa etimológicamente “falta de relajación del esfínter”). Las dos alteraciones motoras determinan una dilatación esofágica (megaesófago) con estasis alimentaria, responsable de la mayoría de los síntomas y complicaciones de esta enfermedad. En este manuscrito se realizará una revisión de la acalasia esofágica desde una perspectiva clínica, con énfasis en estos aspectos altamente prácticos. Por tanto, la revisión se centrará principalmente en las manifestaciones clínicas, los métodos de diagnóstico y las alternativas terapéuticas.

Procesando

Actualmente, el tratamiento no es curativo y se centra en aliviar los síntomas. Las alternativas quirúrgicas disponibles son: miotomía de Heller, dilatación endoscópica y la miotomía endoscópica peroral más reciente (POEM). El tratamiento médico no ha dado buenos resultados y hoy tiene indicaciones limitadas.

Deja un comentario