¿Qué es un redactor publicitario y cuáles son sus funciones?

¿Cómo sabemos si nuestro producto o servicio será de interés para el mercado? Con el producto mínimo viable, es posible generar expectativas incluso antes de lanzarlo. Mucho mejor si se hace sobre la base de una investigación de mercado. El objetivo es poder evaluarlo, pero… ¿en qué consiste? ¡Te lo explicamos en detalle!

Contenido de esta publicación [ hide ]

· 1 ¿Qué es un producto mínimo viable?

2 tipos de producto mínimo viable

· 3 ¿Qué necesitamos para desarrollar nuestro PMV?

4 acciones para probar nuestro producto mínimo viable

o 4.1 Campañas publicitarias

o 4.2 Landing page con el producto mínimo viable

o 4.3 Infografías o fotos de productos

o 4.4 Vídeo explicativo del producto mínimo viable

o 4.5 Crowdfunding

o 4.6 Eventos y gamificación

5. Conclusiones

¿Qué es un producto mínimo viable?

Uno de los elementos fundamentales de la metodología Lean Startup es el Producto Mínimo Viable o PMV (MVP). La idea es invertir el menor tiempo y capital posible en nuestro producto para determinar sus posibilidades de éxito con el público objetivo. Solo para personas que puedan estar interesadas.

El PMV es un prototipo de nuestro servicio o producto con una serie de funcionalidades básicas con el fin de darlo a conocer a nuestros potenciales clientes y comprobar si son de su interés. Puede ir acompañado de historias narrativas basadas en la detección de una necesidad de conquistar al público. Eric Ries (autor del método Lean Startup) lo define como una versión parcial de un producto para saber rápidamente lo que el cliente está preguntando o preguntando.

Tipos mínimos de productos viables

Puede construirse sobre la base de un producto físico o una idea de negocio prometedora. También cree el producto mínimo viable de un nuevo servicio o uno que necesita ser mejorado.

Mucho se ha escrito sobre cómo crear un producto mínimo viable en startups o qué es MVP. En estos casos, suele significar aprovechar las nuevas tecnologías como las aplicaciones móviles, los sistemas en la nube o el Internet de las cosas.

¿Qué necesitamos para desarrollar nuestro PMV?

· Identificar a nuestro cliente: Conocer quién es nuestro cliente potencial para poder definir su perfil de comprador es el primer paso que debemos dar. Tienes que conocer sus características geográficas y demográficas, lo que te interesa …

Investigar: Infórmate sobre las necesidades de las personas, sal, encuesta las redes sociales y comprueba de primera mano los lugares físicos y virtuales a los que viajan.

· Conozca nuestra competencia: Ponga a prueba sus servicios y productos, tanto en el estudio de la competencia directa como de posibles productos que puedan sustituir a los nuestros. Consulta sus precios, canales y el valor que ofrecen, entre otros aspectos diversos que dependen de cada caso.

· Crea nuestro PMV: Prepara nuestra primera versión del producto con los datos recopilados.

· Retroalimentación a nuestros clientes: Con una propuesta firme, debemos contactar a nuestros clientes directamente o incluso mediante email marketing. Necesita saber si estarían interesados ​​en pagar una cierta cantidad de dinero por nuestro producto mínimo viable.

· Invitar a probarlo: De esta forma podemos contrastar nuestra idea con lo que piensa el cliente.

Acciones para probar nuestro producto mínimo viable

Una vez que tenemos nuestro PMV, es interesante conocer la respuesta que tiene el público cuando se lanza. Para ello existen diferentes técnicas en internet que nos proporcionarán resultados y datos fiables para que podamos evaluar adecuadamente el impacto de nuestro producto.

Campañas publicitarias

Las campañas publicitarias son un método realmente eficaz para detectar interés y validar el mercado, especialmente en Facebook y Google Ads donde podemos aprovechar la segmentación que nos permiten hacer sobre nuestros clientes potenciales. Podremos verificar qué características y funciones son más apreciadas por el público.

Página de destino con producto mínimo viable

Si nuestros clientes potenciales visitan nuestro sitio web, tendremos una gran oportunidad para nuestro negocio. En la página de destino, podemos destacar las peculiaridades de nuestro producto, captando con éxito el interés de los visitantes. Es fundamental hacer una propuesta de valor eficaz, con un call to action contundente y eficaz.

Infografías o fotos de productos.

La elección entre infografía o fotografía dependerá de las características de la iniciativa y de lo que se quiera mostrar. Las infografías, los gráficos y los diseños son un gran recurso para mostrar imágenes cuando los productos o servicios terminados aún no están disponibles. Por otro lado, las fotografías pueden ayudar a la audiencia a tener una idea clara de cómo se verá cualquier producto físico.

Video que explica el producto mínimo viable

No hay nada que se comunique mejor que un video de producto donde puede ver la experiencia de un usuario con nuestro producto. Con estos videos podemos explicar brevemente qué hace nuestro producto y por qué deberían comprarlo.

Recaudación de fondos

Estas campañas basadas en modelos de negocio son una gran oportunidad para poner a prueba tu PMV ya que nos dan la posibilidad de estudiar el impacto final que tienen los productos en el mercado de acuerdo a los aportes que han hecho las acciones. Además, podemos obtener la financiación necesaria para hacerlo a cambio de recompensas.

Eventos y gamificación

Involucrando a la comunidad a través de sistemas de gamificación como juegos, sorteos o eventos, estaremos en contacto con un primer grupo realmente involucrado en nuestro proyecto. Aquí también es posible incluir incentivos para quienes nos apoyan, videos instructivos y más.

Conclusión

En definitiva, el producto mínimo viable es una herramienta fundamental a la hora de lanzar un nuevo producto y comprobar el impacto que tendrá en el mercado. Utiliza la inteligencia emocional de las personas para obtener comentarios y basarse en una solicitud o necesidad real. El éxito consiste en prepararlo adecuadamente y darlo a conocer a través de los canales adecuados.

Deja un comentario